Un jugador con buenos hábitos



Trabajo del entrenador para formar un jugador con buenos hábitos.

Este tema es como una obsesión para mí, debo reconocerlo. Será porque tantos años de Campus, ver como llegan muchos chicos, ver como se expresan de grande en un campo de juego y ponerle la oreja a un padre contando la problemática de su club, a merita que siga intentando aportarles desde mi experiencia a los jóvenes entrenadores y chicos. 

El primer punto es el RESPETO: el cumplimiento del horario, la vestimenta, la planificación del entreno son las claves. No puede un entrenador llegar tarde y tampoco apurado a su práctica. Debemos entender que damos ejemplo con el proceder. Los chicos observan todo. La vestimenta es algo que debe tenerse en cuenta. Estar bien vestido con ropa de entrenador y limpio es la única imagen que uno debe dar. La planificación demuestra el sentido de responsabilidad que uno tiene como conductor. Nada puede ser improvisado. Nuestro mayor énfasis debe estar puesto en hacerle entender al jugador que lo más preciado es el tiempo... esas dos 2 horas de trabajo de fundamentos pasan hacer una inversión. 

El EQUILIBRIO: Si bien quien escribe no es ejemplo (en Liga, obvio) uno no debe volverse loco en el juego, porque sino el jugador hará lo mismo… 

La CONCENTRACIÓN: debe hacer entender que no es algo natural… se trabaja, se entrena y se desarrolla para estar atentos a esos detalles que marcan diferencia (Emanuel, claro ejemplo). Tratar de comunicarse, hablándoles en práctica es lo ideal, pero esto no debe ser un abuso para demostrar que uno sabe, o que vea el padre que está mirando que sos bueno... 

Saber usar la voz: el uso del grito debe sorprender, y no estar siempre gritando. Debemos lograr que el mensaje no les entre por un oído y salga por el otro (me lo decía León). Luego ya en el juego hacerles entender que la injusticia es parte del juego… ya sea en un fallo pitado o en un cambio del entrenador. Es una de las claves y premisas que tenemos, demostrarle al jugador que sale, que quien entra es un compañero… 

El respeto al juego, el disfrute del mismo y demostrar pasión deben ser una constante. Ya a los 13-14 años los jugadores deben saber básquetbol, especialmente sus responsabilidades individuales y colectivas defensivas. Que tengan TIRO ES LA CLAVE, de esa manera crean preocupación. 

Esto para mí son algunos puntos donde uno como entrenador debe enfatizar la responsabilidad -que es mucha- de estar a cargo de un grupo en categorías formativas. Los jugadores deben crecer con buenos hábitos. ESTE ES NUESTRO MAYOR DESAFÍO COMO FORMADORES. 

Ojala puedan coincidir en algo o sacar parte de lo que a mi entender deben estar preparados para su trabajo. Gracias amigos! Hue.


Opinión de Oscar "huevo" Sanchez, que me permito su permiso de compartirlo en mi blog, ya que siempre escribe notas muy interesantes.