El base del Siglo XXI


BASES: Directores de juego.

Partiendo de la base que los jugadores son los protagonistas, debemos reflexionar y ser capaces de entender que nosotros (entrenadores) somos los responsables de elegir el estilo de juego, la táctica (defensiva y de ataque) y configurar el equipo en base a nuestros principios, pero luego no debemos olvidar que es el jugador quien los aplica, y es el base el máximo responsable en la pista de ello. 

Dice Aito sobre Ricky que es un excelente jugador porque ATIENDE, ENTIENDE Y ASIMILA, pues bien, estos deben ser nuestros objetivos cuando nos comunicamos con el base, debemos ser conscientes que el base atiende (explicaciones), entiende (instrucciones) y asimila (es capaz de llevarlas a cabo por sí mismo) 


"No confiar en Ricky con sus cualidades defensivas, capacidad de generar juego para el resto, ayudar en el rebote o robar balones, sería muy fuerte", comentó Sergio Scariolo.
“Campazzo es un pibe con mucha personalidad. Es un fuera de serie y uno de los mejores bases del mundo. Ganador, competitivo, líder. Clave para nosotros”, describió Sergio Hernandez.

NORMAS PARA NUESTROS BASES: 

1. Jugar para los demás. 
Su prioridad debe ser pensar en el equipo, esta idea se refleja en la pista buscando antes el pase que la canasta, sin olvidarnos que desde desbordar en el 1x1 conseguimos estas opciones. Hoy en día nuestros bases deben ser capaces de generar esas asistencias. 

2. Leer el juego y actuar positivamente. 
Nuestro base debe conocer varios aspectos del juego y dominarlos perfectamente. Debe ser listo y rápido (tanto físicamente como mentalmente). 

3. Minimizar las pérdidas de balón. 
Partimos de una base, el equipo que consigue menos errores: simplemente GANA. Por ello, no puede permitir que se pierdan balones, un dato que nos ayudará a cuantificar a nuestro base es que la relación recuperaciones-asistencias debe ser frente a las pérdidas de 3 a 1. 

4. Rebote. 
Estamos ante un nuevo baloncesto, en el cual podemos observar que el base debe ser un buen reboteador, sólo debemos indicarle dónde van esos balones largos y exigirles que los busquen en esas zonas.

5. Mantener la concentración durante todo el partido. 
En el banquillo se puede descansar físicamente pero es impensable mentalmente. 

6. Defensa. 
Le debemos pedir a nuestro base que evite las penetraciones y los tiros fáciles, y si conseguimos que sea un buen conocedor del juego podrá anticiparse a los pases doblados, recuperando el balón cuando más fácil es: En el aire, además si no lo recupera, puede ser que los toque –desvíe-, estadística que en NBA se lleva y aquí aún no-. 

7. El 2x2. 
Observemos la Nba o la Euroliga: Qué manera más extraordinaria de jugar el 2x2, para ello debemos trabajar incansablemente estas opciones en nuestras sesiones, con dificultades de ayudas y segundas ayudas, para obligar a nuestro jugador a pensar con rapidez la mejor opción en cada caso, ante las rotaciones, así en la siguiente acción que realice y desborde, el contrario dudará ofreciéndole una canasta fácil. 

Alex Pérez Herrera 
Entrenador de Baloncesto







Etiquetas:
[blogger]

Author Name

Fabricio Salas
Con la tecnología de Blogger.