Hay que saber y ser didáctico


"Estoy en una etapa de mi carrera en la que me gusta sentarme a hablar de la ciencia del entrenamiento, del juego, del deporte en sí. Dejar de pensar en que todo tiene que ver con el manejo de los egos o del grupo. No desconozco que a mejor grupo humano, más posibilidades de convertirte en un buen equipo. Pero hasta ahora en nuestras latitudes había una cosa generalizada de que puede ser líder cualquiera que tuviera cierta empatía, ángel o carisma, un poco de muñeca y que supiera apretar la famosa “tecla” que dice Guardiola que otro le dijo que todos los jugadores tienen. El verdadero secreto de alguien que se convierte en líder o entrenador es el conocimiento sobre la materia y cómo transmitirlo. No alcanza con saber del juego sino que tenés que tener didáctica"
Si no tenés didáctica y no conocés la metodología, el conocimiento sirve para vos pero no para tus dirigidos. 

Me di cuenta de que el jugador no necesita que le digas que es el mejor del mundo ni ver videos motivacionales. Mediante el entrenamiento y la elección de la estrategia y de la táctica, necesita que lo hagas mejor jugador, que el todo funcione y que las partes se potencien. Que lo mantengas ocupado en el Norte, que es formar el mejor equipo que pueda ser. A veces usás un elemento de esos para dar un empujón, pero la mayor motivación de un jugador es saber que el entrenador le da las herramientas necesarias para ser mejor. El jugador no respeta al entrenador por simpático o por autoritario, sino porque le da herramientas para ser mejor. A la larga quieren idoneidad en vos.

Sí veo que la figura del coach o entrenador principal tiene un rol diferente al de hace 15 años, cuando hacía todo: desde la entrada en calor, la técnica, la táctica, la elección de la estrategia y el scouting hasta ser el papá del pibe, el nutricionista y quien lo llamaba para despertarlo. Hoy el coach aparece en escena para momentos muy específicos, que tienen que ver con el juego en sí o lo social del equipo. Después está el equipo técnico. Ha perdido fuerza ese lugar paternalista del entrenador que se preocupa si el jugador se peleó con la novia. No es que no esté, porque estoy muy atento a la parte humana y me gusta que estén contenidos y que tengan confianza para contar problemas porque son personas y algo les puede alterar su día de trabajo. Pero no es el manejo del grupo la principal misión de un coach. Si no, seguimos pensando que cualquiera puede ser entrenador.

Para que también haya muchos atletas, corredores o nadadores, el deporte debería estar en el sistema educativo. Eso haría que los chicos lleguen al deporte y se abra la base de la pirámide para tener más deportistas y mejorar la educación. Porque si hay una herramienta para educar e incluir, es el deporte. A mí que no me la cuenten: tengo 53 años y no encuentro herramienta más educativa y más inclusiva que el deporte. Debería formar parte del sistema educativo.


Nota: Clarín
Video: DeporTV

Sin dudas que todo cambia, desde los cuerpos de los jugadores, hasta los grandes atletas de hoy, los ataques fijos de varias cortinas indirectas, hasta este de sobredosis de pick and roll con bloqueo directo…o ese de dos década atrás o una quizás una, en la cual el BASE solo era el responsable de subir el balón, o a este que cualquiera puede progresar a cancha abierta sin problemas.

Para que basquetbol entonces deberían prepararse los jugadores individualmente para ponerlo al servicio de un juego que sigue siendo COLECTIVO?

Hablaba en la introducción del cambio atlético (para mi el mayor en progreso). Hoy todos son grandes, musculosos y a diferencia con el anterior, que estos siendo de gran envergadura, CORREN y SALTAN como aleros pequeños.

Esta capacidad atlética elimino claramente el ataque rápido, en la cual la supremacía del 2X1 o el 3X2 ya es difícil lógrar salvo un robo en primer línea. Los Atletas de estos tiempos eliminaron esa TRANSICION PRIMARIA, solo queda a jugar, si la Transición secundaria, aquella en la cual están apareados y sin ventaja numérica, que pueden entrar al ataque como un sistema. Solo eso...

Por lo expuesto, los ataques fijos han variado, mucho tiene que ver la mirada más Europea en años anteriores más la lentitud del mismo juego, hacía que la primer cortina no era la más importante como ahora (no se sacaba ventaja ni se buscaba) después eran 3 hasta 5 cortinas para llegar al gol.

Hoy no es para nada igual; Nadie juega eso, pero ojo en la NBA (OTRO DEPORTE MUCHACHOS ¡!!!) Donde a través del bloqueo directo y eje de cancha nace todo (Ver Houston por ejemplo).

En Europa, si bien no es anárquica como la galáctica NBA o en nuestra liga, el pick and roll es de altísimo porcentaje, pero con más paciencia colectiva que la mejor liga del mundo.

Todo ha cambiado, ahora y en mi énfasis de dar toda la ayuda a los chicos, en mi nuevo Evento del Campus de Bases, estoy intentando que se comprenda y que se preparen TODOS OJO!!! PARA EL NUEVO BASQUETBOL.

Antes solo uno sabia picar. EL BASE. Los demás se iban al córner esperando… la bola al play y a subirla.

Hoy todos saben y deben driblear, y trasladar sin problemas el balón.

El basquetbol en comprensión cambio. Nosotros los técnicos, buscábamos puestos específicos, por ejemplo: Un tirador o un defensor o un rebotero…. lo lamento chicos... saben ¿hoy debemos formar y buscar jugadores versátiles, polivalentes... que sepan todo...

No tengo la menor dudas que hay que prepararse para ese basquetbol, el de GOLDEN STATE, y ustedes dirán, esta loco el Hue!!! Sí, pero no tanto… porque ellos además de tomar rebote, salir dribleando (Kevin Durant) jugar en desequilibro como Curry o subirla como Green por ejemplo, COLECTIVAMENTE SE PASAN EL BALON Y TAMBIEN LO HACEN SIN LA BOLA,MOVIENDOSE Y CREANDO OPCIONES.

Resumiendo mi análisis, mi recomendación a todos ustedes que aman este juego y lo toman con el sueño ( Como Emanuel ) de jugar NBA, es prepararse con fundamentos de uno contra uno, de saber lanzar, driblear y pasar... y luego ahí LEER Y JUGAR… ya no hay tiempo para PENSAR Y JUGAR.

Si eso se optimiza jugando con espacios y no perdiendo la naturalidad del juego colectivo en pasarse el balón, iremos a un hacia un buen camino y nuestra carrera se extenderá y no como ahora que muchos a los 19 ya la abandonan, porque se quedaron limitados en sus fundamentos y técnica individual.

Oscar "Huevo" Sanchez


“Como digo también de los jugadores, nosotros nos conocemos mucho y lo tenemos bastante adelantado, no hablamos sobre cero y ninguno va a decir una tontería. Sabemos lo que queremos y a partir de ahí tenemos ajustes para hacer, después cada uno da su opinión y nos ponemos de acuerdo, a veces también pulsamos sobre cómo piensan los jugadores para alguna otra cosa y entre todos diseñamos un plan de partido correcto. Obviamente son horas y en algunos momentos, nos ponemos y decimos que vamos a decir paridas a ver qué sale, al final son muchas horas de reunión del cuerpo técnico donde analizamos jugadas, jugadores y es mucho tiempo”

“Al final, tú entrenas a personas y quieres verles crecer como jugadores pero también como personas y no voy a morir o vivir porque alguien hable bien de mí o no después de haber pasado como jugador conmigo, porque lo que he hecho siempre y en eso estoy tranquilo es de haber intentado sacar lo mejor de si mismo y de hacerle crecer, luego él puede reconocerlo o no, pero a mí me enorgullece haber tenido jugadores que se acuerden de uno personalmente.”

“Siempre jode, porque me gustaría que todos disfrutaran de este momento pero sé que todos han sido claves en algún momento para ganar esta Euroliga y son todos conscientes de que tendrán su lugar en la temporada, pero, como persona, me hubiera gustado poner a los 15 a jugar, pero es imposible y es algo que acepto como entrenador, el otro día hablaba Zidane de una cosa parecida y es algo normal.”

"Fue un año duro para nosotros desde el principio. Tuvimos que reinventarnos varias veces esta temporada con las idas y venidas de los jugadores. Sin embargo, el equipo se mantuvo competitivo y tuvimos un duro repechaje contra El Panathinaikos, fue la confirmación del trabajo que hicimos durante toda la temporada.

"Bueno, el trabajo es primordial. El trabajo de muchas personas: un club comienza con el presidente. Para poder tener los mejores jugadores, siempre se competitivo, sabiendo que no siempre todo será grandioso o horrible. Debes ser consistente, sigue trabajando. Habiendo estado en cinco Final Fours en siete años dice mucho sobre cómo funciona el Real Madrid. Si nos fijamos en este año, fue diferente para nosotros. Pero el equipo demostró carácter competitivo a pesar de los problemas que tuvimos. Tuvimos algunos mejores regulares y este año no tuvimos la ventaja de local en los playoffs, pero el equipo se mantuvo enfocado. Se trata de una carrera de larga distancia y el premio es el Final Four."

Fuente: Planetacb.com y euroleague.net
Video: Lider Tv





No vivo pensando que soy un ganador


En 26 temporadas como entrenador el druida serbio colecciona 33 títulos, entre ellos 9 Copas de Europa. En Belgrado, donde empezó su leyenda, buscará la décima corona en su 17ª presencia en la Final Four. En 1991, cuando era capitán del Partizan y de la selección yugoslava, le propusieron hacerse entrenador de la noche a la mañana. Tenía solo 31 años, pero aceptó el reto y comenzó una carrera memorable en los banquillos ganando la Euroliga a la primera. En 26 temporadas, Zeljko Obradovic (Cacak, Serbia, 1960) colecciona 33 títulos, entre ellos 9 Copas de Europa. En Belgrado buscará la décima corona en su 17ª presencia en la Final Four. 

Los otros tres entrenadores de esta Final Four [Itoudis, Laso y Jasikevicius] han sido discípulos suyos y han heredado su pasión. 
Me alegro mucho por los tres. Tengo una relación especial con ellos. Dimitris [Itoudis] fue mi ayudante durante 13 años en el Panathinaikos, y fue el padrino de mi boda y yo de la suya; a Saras [Jasikevicius] lo entrené durante cuatro temporadas y pasamos algunos veranos juntos; y a Pablo [Laso] también le tuve dos años en los 90. Es verdad que son unos apasionados del baloncesto, pero la pasión no es solo cosa de jóvenes. Yo mantengo una pasión grandísima, como el primer día, o más.

En su caso, ¿cuál es la clave para que sus equipos tengan siempre esa identidad competitiva? 
La identidad se construye con ambición. Aquí, en el Fenerbahçe hay mucha, desde las oficinas a la pista. Ya se nos considera uno de los grandes de Europa. En verano se marcharon tres piezas importantísimas como Bogdanovic, Udoh y Antic, pero entendimos rápidamente lo que necesitábamos para mantener nuestro nivel. Sabemos lo que queremos conseguir y hay mucho respeto entre todos. Soy muy feliz dedicándome al baloncesto y estoy trabajando en un proyecto que me encanta.

Usted, que es considerado un maestro, ¿qué aprendió de su maestro, Asa Nikolic? 
Muchísimas cosas, de baloncesto y de la vida. Aprendí la importancia de los pequeños detalles. Para no dejar de crecer hay que ser muy perfeccionista, no estar nunca contento, repetir mucho las cosas, hablar mucho con los jugadores, ser psicólogo. 

¿Cómo lleva ser más importante que sus jugadores? 
Yo no pienso así. La clave son siempre los jugadores, ellos son los que deciden todo. Yo trabajo para estar a su disposición y ayudarles a pensar solo en baloncesto. Soy duro, pero sé que al final siempre acaban encantados conmigo. Saben que les ayudo como personas y como jugadores.