Los cinco pilares del éxito de Brad Stevens


Hay que apuntar el foco al hombre que dirige a la franquicia verde desde el banquillo. Porque en Brad Stevens reside buena parte del éxito y crecimiento que está experimentado el equipo. Y no únicamente este año. Se podría entender su filosofía e impacto a través de cinco pilares:

Identidad y estructura 
Stevens entiende el juego de forma permanente como una suma de cinco elementos, una suma además que tiene una finalidad compartida. Incluso teniendo jugadores con mayor peso que otros, circunstancia natural, eso no se traduce en diferentes grados de involucración en el colectivo. 
Tener estrellas o jugadores más talentosos no desemboca en tratos de favor, el objetivo es que todos los roles se sientan en buena situación para aportar. 
Tal sentimiento de pertenencia a un equipo, fomentado desde el cuerpo técnico, se acaba trasladando en solidaridad, tanto en la defensa como en el ataque. En defensa los sacrificios son mayores, en ataque se comparte más el balón. Es de todos modos el apartado destructivo en el que mejor se aprecia lo que quiere el técnico.

Confianza y roles adecuados 
En ataque la sensación de unidad es la misma. El sistema, siempre que sea posible, es totalmente comunitario. Cada jugador, indiferentemente de su papel inicial o teórico, puede acabar siendo importante. Porque en realidad todos lo son.

Planteamientos y gestión en partido
Más allá de la gestión de grupo, otra faceta donde Stevens resulta diferencial es la lectura de partidos y toma de decisiones en ellos. 

Maestro de la pizarra en tramos decisivos 
Una de las formas más visibles de la labor de Stevens se aprecia en su diseño de jugadas tras tiempo muerto (las denominadas ATO), donde consigue situaciones de gran ventaja en momentos decisivos de los partidos. 

Revalorizar jugadores 
La rotación puede ser buena pero siempre parece aún mejor de lo que es. El equipo sobrevive indiferentemente a los mimbres de los que disponga en plantilla. Y no sólo sobrevive, compite y mejora. Uno de los grandes valores de Brad Stevens tiene gran influencia precisamente en algo que ayuda también a su Gerencia: porque los jugadores evolucionan y ofrecen una cara en Boston posiblemente mucho mejor de la que sean capaces de mostrar en otro sitio. Pero ese rendimiento de verde revaloriza al jugador y ayuda a potenciar su valor de cara a un posible movimiento de Ainge, llegado el momento. 
Y una de las causas para ello es el contexto. El escenario que sirve Stevens (y su cuerpo técnico) al jugador para desarrollar sus cualidades, adaptarse a un rol que saque lo mejor de él y después responder en cancha.

Etiquetas:
[blogger]

Author Name

Fabricio Salas
Con la tecnología de Blogger.